El Inversor Automático: Dividendos Crecientes

Updated: Jan 21

Los orígenes de Ostirion reposan sobre pilares de análisis fundamental. Nuestros (modestos) éxitos pasados llegaron en forma de análisis fundamental exhaustivo, siendo una de nuestras principales inspiraciones el blog Dividend Growth Investor. Durante varios años intentamos emular el proceso de selección de acciones fundamentalmente correctas, con cierto éxito, pero sabiendo que faltaba una pieza móvil, algún sistema ágil de control del riesgo, alguna evaluación automatiza que pudiera poner freno a las emociones más básicas creadas por la inversión en bolsa y que minimizase el sesgo de selección de empresas en las que invertir. Nuestra encarnación actual es completamente cuantitativa, y en esta forma este enfoque fundamental es también válido, y su eficacia se ve aumentada.


Las herramientas de pruebas retroactivas e inversiones en vivo de Quantconnect permiten el uso de datos fundamentales, utilizando estos datos intentaremos emular el proceso de selección (screening) descrito en esta publicación. Haremos ciertos cambios por simplificar el modelo, básicamente:


1- Buscaremos campeones de dividendos de acuerdo a los recursos disponibles en esta página. Esta lista fue creada originalmente por David Fish, que murió en 2018. El motor Lean y los datos disponibles en Quantconnect nos permiten calcular nuestra propia lista de campeones de dividendos, estando los datos limitados a aquellos generados a partir de 1998. Podríamos determinar la lista de manera algorítmica, en este caso y por simplicidad y facilidad de comparación utilizaremos la lista predefinida de campeones y contendientes.


2- Filtraremos las compañías por PER, dividendo futuro y ratio de pago, descartando los PER por debajo de 5 y por encima de 20, los pagos de dividendo por encima del 2.5% y por debajo del 10% y los ratios de pago por encima del 60% y por debajo del 10%.


3- Las compañías supervivientes se evaluarán por puntuación-z dentro de estos parámetros.


4- Ajustaremos nuestra cartera cada semana, manteniendo las posiciones en las 12 mejores compañías de nuestra evaluación. El número 12 es un número escogido sin más evaluación.


La prueba retroactiva desde el 1 de Junio de 2015, durante 5 años produce los siguientes resultados:


Nos devuelve una rentabilidad anual compuesta del 10% con un ratio de Sharpe durante el periodo de 0.52. Sorprendentemente la cartera está relativamente poco correlacionada con el índice SPY con una beta de -0.16. La crisis del COVID19 golpea con fuerza a la estrategia, siendo la recuperación de estas compañías mucho más lenta y menos intensa que en crisis anteriores como en 2016, 2018 y 2019. Las posiciones que toma el modelo son bien conocidas para los inversores en dividendos de compañías de los EE.UU.:


CTBI, ORI (con su inestable pagina web), ADM, TGT, WEYS, EV y WMT generan una gran proporción de las señales de compra, indicando que estas compañías se mantienen en cartera por periodos más largos. Este es un grupo curioso de empresas: grandes cadenas de supermercados, empresas medianas de servicios financieros y seguros, una pequeña compañía de zapatos. En general, la cartera media parece diversificada a través de los sectores, tendiendo a una concentración casi peligrosa en servicios financieros.


Si lo comparamos con el índice SPY; la rentabilidad en el periodo fue del 97% con un ratio de Sharpe de 0.8, 14.7% de rentabilidad anual. Estos son valores desde Junio de 2015 a Agosto del 2020. Durante este periodo la estrategia de campeones de dividendos ha ofrecido un rendimiento menor que el índice de referencia.


Y durante el turbulento año 2020, hasta Septiembre:


SPY generó una rentabilidad del 7.4% hasta ese momento, los campeones quedaron por debajo. No queremos aventurar ninguna hipótesis de la razón que pueda generar esto. Esta es la cartera media de campeones para el año 2020, donde quizás se hayan reunido demasiadas instituciones financieras:


Perseguir los campeones de dividendos, tal y como hemos implementado nosotros la estrategia, no ha superado en rentabilidad a la simple estrategia de comprar y mantener el índice SPY. Es sin embargo una estrategia que tiene sentido fundamental; estas empresas son las más “verdaderas” de las empresas en el sentido más estricto de propiedad y pago de dividendos, representan en efecto inversiones relativamente poco especulativas en una década altamente especulativa, con compañías creciendo a un alto ritmo sin jamás pagar un solo dividendo. Otros factores externos a la estrategia pueden hacerla un poco más atractiva dependiendo de la jurisdicción fiscal y del momento si existen exenciones a los dividendos o diferencias con otros impuestos a las ganancias de capital.


Aquí están el algoritmo y el modelo de esta publicación:


Las publicaciones en Ostirion.net no son consejos financieros ni forman parte de un servicio de asesoramiento financiero. Ostirion.net no mantiene posiciones en ninguno de los instrumentos financieros que se mencionan en esta publicación en el momento de la publicación. Si necesita más información, apoyo con la gestión de activos financieros, desarrollo de estrategias de trading automatizados o despliegue táctico de estrategias existentes no dude en contactar con nosotros aquí.

12 views0 comments